Es muy habitual tener varios monitores, para tener más espacio para nuestras aplicaciones, y no estar maximizando y minimizando cada dos por tres. La organización de las ventanas es una de las carencias que tenía Windows desde siempre, y con la llegada del Windows 10 mejoró algo, y ahora con Windows 11 ha mejorado con más posibilidades.

También te puede interesar:
Cómo cambiar la contraseña del usuario en Escritorio Remoto Windows
Apagar o Reiniciar una máquina Windows desde consola
Desagrupar barra de tareas en Windows 11
Nube privada de archivos con Synology Drive

Organizar ventanas en Windows 11

Desde el nuevo Windows 11 es posible organizar las ventanas en distintas posiciones dentro de la pantalla. En la siguiente imagen se muestran las distintas posibilidades.

ventanas windows 11

Para organizar las ventanas en alguna de estas posiciones basta con arrastrar la ventana a la parte superior del monitor, y se mostrará ese cuadro negro con las distintas posiciones. Solo tendrás que soltar la ventana en el cuadro gris que te interese para que el monitor organice las distintas ventanas con la cuadrilla seleccionada.

Mover ventanas con teclado

Otra forma de mover las ventanas es con el teclado. Pulsando la tecla Windows y una flecha del teclado, puedes ir moviendo de posición la ventana de la aplicación que tengas en primer plano. Pulsa la tecla windows, y después ve pulsando una flecha u otra e irás viendo como se coloca en una zona u otra del monitor.

tecla windows flechas

Mover ventanas de una pantalla a otra

Mover ventanas con el teclado también sirve para moverlas de un monitor a otro. Pulsa la tecla Windows y la fecha derecha o izquierda para llevarla a tu segundo monitor, o a tu pantalla principal.

Mover ventanas a la pantalla principal

Si usas varios monitores, seguro que te ha pasado este problema que tengo habitualmente. Mueves ventanas al segundo monitor, y este segundo monitor solo lo utilizas en ocasiones puntuales. Entonces, cuando solo estás con el monitor principal y abres esa aplicación que estaba en el segundo monitor, no eres capaz de verla ni de moverla al monitor principal. Pues bien, el truco anterior de mover ventanas con el teclado te puede ayudar a mover esas aplicaciones a la pantalla principal sin tener que encender ese segundo monitor. Pulsa la tecla Windows y la fecha derecha o izquierda para traerla a tu pantalla principal. Y lo habrás resuelto.

Conclusiones

Espero que os haya sido de utilidad, y os simplifique la vida la gestión de vuestro trabajo a la hora de organizar las ventanas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR